Cazarrecompensas

Cazarrecompensas (parte 1)

Sistema Puturrú de Fua (nombre ficticio)
Lugar de recolección minero peligroso.

Una Imperial Eagle equipada para combate observa el lugar. Su nombre es Sol, se lo dijo a su piloto.
Dentro de la cabina:

Inspiración… Expiración…

– Vale, Maya, recuerda, eres una asesina despiadada. ¿Vale? Vamos a matar lo primero que aparezca que esté buscado. Que si no cobramos un mínimo de recompensas los ingenieros no nos darán acceso vip y nunca nos tomarán en serio.

Las naves mineras husmean entre los asteroides buscando vetas. Detrás suelen venir los piratas, a robarles el trabajo y, por qué no, practicar puntería con sus láseres. La comandante Fey las va escaneando a medida que aparecen.

 Limpio, limpio, Python buscada, no me acerco ni borracha, Krait buscada, ni loca. Viper… Buscada! Vale… Eso es más o menos de mi tamaño. Apunta y acaba con él.

Cinco segundos de apuntar. Diez…

“Maya, soy tu conciencia, lo tienes en el punto de mira. ¡Dispara!”

– …

Veinte segundos observando a la Viper bailar en el cielo.

“¿Maya?”

– …

“Maya, haz el favor de hacer tu trabajo, y si no sirves para eso márchate.”

T_T

– Lo siento, no puedo disparar.

Mientras tanto, la Viper se vuelve hacia un inofensivo Tipo 6 y descarga sus láseres contra él.

– Mira, parece que se matan entre ellos… Vamos a ver quien es esa Tipo 6… – escaneo – … su nombre es ¿¿Albatros?? Pilotado por un comandante limpio. ¡¡Es albatros!! ¿CÓMO SE ATREVE A ATACARLE? ¡Solo tiene un anclaje tamaño uno!

Inesperadamente una Imperial Eagle cae con toda la furia de sus armas sobre la Viper y alguien grita en el canal abierto de comunicaciones:

– ¡¡ DEJA A MI ANTIGUA NAVE EN PAZ, SABANDIJA!!

 

(Vale… Explicación: no sirvo para asesina despiadada. No puedo matar a algo porque sí, ni si quiera en un juego. Pero entro en furia berserker si les veo atacar a otras naves. Dio la casualidad de que una era un tipo 6 igualita que la que tenía yo al principio del juego y con la que rescaté muchas cápsulas de escape. Tuvo su nombre y todo.)

 

CAZARRECOMPENSAS (parte 2)

Nota mental: comprueba si tu presa viene en escuadrón antes de entrar en combate.

Sol, la novata Imperial Eagle, baila en el vacío esquivando los disparos combinados de una Viper y una AspX que unos instantes atrás estaban acosando a una nave minera.

– Vale, Maya, contra dos no puedes… Sepáralas.

Creo que no puedes ni contra una.

 ¡Cállate conciencia! Venga. Toda la energía a impulsores y escudos, fly assist off, esquiiiiiiiiiiiiva…. Y ahora, ¡¡corre!!

Como esperaba, ambas naves la siguen, pero la Viper es mucho más rápida y dejá atrás a su compañera de escuadrón en persecución de la escurridiza Sol.

Thrusters laterales, gira gira gira, esquiva esquiva.

La voz de Shirka resuena por la cabina: “Atención. Mensaje del comandante Neon Weaver. Dice así: Hola Maya, veo que estás por el sector. ¿Qué tal todo?”

– ¡¡Shirka, deja de leerme el correo!! ¡¡No es el momento!! Espera… ¿Neon Weaver? ¡Neon Weaver! – exclama Maya ofendida – . ¿Cómo se atreve a mandarme mensajes? ¿Por qué me manda mensajes?

“Probablemente porque se encuentra muy cerca de nuestra posición, ha visto nuestra señal y desea mantener el contacto con una antigua aliada.”, aclara Shirka.

– Shirka, ¡era una pregunta retórica!

Disparo, disparo, disparo, disparo… Esquiva, esquiva, esquiva, esquiva… Thrusters laterales, para qué os quiero.

La voz de Shirka vuelve a sonar: “Mensaje del comandante Neon Weaver. Dice así: estoy muy cerca de tu posición. ¿todo bien?”.

– ¡No es el momento, Shirka!

Vistazo al radar: cinco kilómetros de distancia respecto a la Asp. Solo 800 metros respecto a la Viper. Hora de jugársela.
Fly Assist Off, gira, boost, toda la energía a armas.

“Mensaje del comandante de la Viper. Dice así: acabaré contigo, maldita”, comenta Shirka.

– ¡Shirka!, de verdad ¡deja de leerme el correo!

Las dos naves se cruzan en el aire descargando sus armas una contra la otra. La Viper sale peor parada. Sus escudos caen.

– Vamos, Maya… ¡Gira!

En el segundo cruce, los escudos de Sol caen… pero el casco de la Viper, sin escudos que lo protejan, sufre el castigo directo de todas las armas de Sol.
Por su parte, varios impactos merman la integridad de Sol. De momento no es tan grave, pero en breve podría ser un problema.

– Mejor acabar esto lo más rápido posible.

Fly assist off, giro, boost, giro, fuera impulsores… La Viper adelanta sin pretenderlo a Sol y se queda ante sus armas. Toda la energía a armas y Maya abre fuego.

Pedazos del casco de la Viper saltan con los impactos del multicañón.

“Activación de motor de salto detectada”, dice Shirka.

La Viper está huyendo. Maya detiene el ataque y la observa alejarse. El rastro de un motor de distorsión sustituye a la Viper unos instantes más tarde y Maya resopla aliviada.

– Menos mal que ha decidido huir.

En esos momentos, varios impactos alcanzan a Sol.

“Integridad del casco afectada, daño a compomentes”, canta Shirka.

 Oooooh, mierda. ¡Me había olvidado de la AspX!

 

 

CAZARRECOMPENSAS (parte 3 y fin)

Nota mental: Maya, la próxima vez que dispares ¡asegúrate de que tu rival no tiene el rango de LETAL!

Si es que hay una próxima vez…

El piloto de la Aspx sabe lo que hace y se adelanta a los movimientos de Sol.

“Integridad del casco al 50%. Daño a componentes internos”, canta Shirka.

– ¿Pero qué fijación tienes conmigo? ¡Dejé huir a tu colega! Y no vas a cobrar recompensa por mí. ¿Qué te pasa?

Lo que le pasa es que Sol está tocada, sin escudos y tu rango de combate es muy bajo. Probablemente le resulta divertido esparcir las entrañas de una novata por el cielo.

– Oh, ¡cállate conciencia!

Disparo. Disparo. Disparo.
Esquiva, esquiva, esquiva… trata de cargar motor de salto. No lo bastante rápido. Y en el momento en que enderece rumbo para acelerar y saltar, Sol será historia, probablemente. A la AspX todavía le quedan misiles.

Señal. Un fogonazo a poca distancia: una nueva nave ha caído de supercrucero donde están combatiendo Sol y la AspX. La recién llegada despliega anclajes y dispara.

La AspX recibe de lleno la andanada de proyectiles y láseres. La integridad de su casco se ve seriamente comprometida en unos pocos segundos. Se da la vuelta, mete impulsores y trata de huir.

Una voz suena por el canal abierto de comunicaciones.

– Hola, Maya.

Maya se queda ojiplática al oír esa voz.

– ¿Neon Weaver? ¿Qué haces aquí?

– Cuando no contestaste supuse que tenías problemas. Seguí tu señal de escuadrón.

La mente de Maya se lanza al galope.

“Maya, este es el tipo que mató a sangre fría a un probable inocente por un dinero que no necesitaba. El mismo que te sedujo con sus sexis naves y trató de llevarte por el mal camino. El que te hizo renegar de todo y entrar en crisis existencial, a consecuencia de lo cual te marchaste durante meses a las profundidades de la galaxia para tratar de reencontrar la paz y digerir los hechos. Bien, Maya, ahora tienes la oportunidad de escupirle tu desprecio y…” **

– Oh, ¡cállate conciencia!

– ¿Perdón?

– Nada, digo que… ME ALEGRO MUCHO DE OÍRTE, NEON, HAS LLEGADO JUSTO A TIEMPO.

– Un placer. La presa es tuya. ¿Qué quieres hacer con ella?

Maya no contesta, despliega las armas y hace desaparecer a la AspX del cielo.

(** Más detalles sobre eso, aquí)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s