Amigos de verdad

Maya lee el mensaje de Su Majestad (SM para los amigos) sentada en su SRV entre los restos de chatarra procedentes de una Anaconda y una DB Explorer.

Al fondo, la estación planetaria ha activado sus defensas aéreas contra la Python del comandante Sulaco y la Corbeta Federal del comandante Soromiath. Y hay un baile de luces y muerte en el cielo que fascina y horroriza a Maya a partes iguales.

La torreta de suelo se pone a disparar contra el SRV de Maya, de nuevo, y ella se limita a mirar los impactos rebotar contra los restos de chatarra a su alrededor mientras reflexiona cómo contestar de manera elegante.

Disparo disparo disparo disparo disparo disparo…
Reflexión.
Tecleo.

“Apreciado SM, en estos momentos me resulta imposible seguir sus consejos ya que mi nave de viaje no está disponible. Ha sufrido un … ” maya reflexiona varios segundos antes de encontrar la palabra … “desafortunado percance. En cuanto esté operativa de nuevo, tenga usted por seguro que buscaré un sistema donde pueda desarrollar la parte legal de mi trabajo y…”

PIRURIRIRURIRURIRURI…

Maya se vuelve hacia su comunicador personal y chequea el identificador. En el exterior, las torretas siguen vaciando sus cargadores contra los restos de chatarra tras los que se parapeta.

Disparo disparo disparo disparo disparo disparo…

– ¡¿Es mamá?! ¿Ya se ha enterado? Debe seguir mi registro de vuelo en vivo. Como no conteste será peor – presionando botón de respuesta –. Hola, mamá.

Disparo disparo disparo disparo disparo disparo…
Láseres en el cielo.

– ¡¡Maya!! ¿Estás bien? He recibido señal de que Mistral ha sido destruido.

Disparo disparo disparo disparo disparo disparo…

– Sí, estoy bien, mamá. Estaba en tierra. Fue un fallo mío. Aterricé en los límites de una estación defendida creyendo que estaba fuera del perímetro. Me alejé con el SRV y empezaron a disparar a mi pobre nave mientras la estaba mandando a órbita.

– Por el amor del cielo, Maya, ¿cómo te metes en estos líos?
– Haciendo cosas ilegales, mamá.

Disparo disparo disparo disparo disparo disparo…

– ¡¡¿Te están disparando?!!
– Sí, pero no te preocupes. Mis amigos me han dado un montón de cobertura.
– ¿Amigos? ¿Qué tipo de amigos te meten en estos líos?
– Dos amigos capaces de tirar a suelo una Anaconda y dos ASPs de combate en vuelo planetario para que me parapete detrás de sus restos en espera de que se les acaben los cargadores a las torretas que se han girado a por mí.

Hay un silencio al otro lado de la línea.

– Me caen bien tus amigos.
– Os llevaríais bien.

Disparo disparo disparo disparo disparo disparo…

– ¿Respetan tu decisión de no matar gente?
– Del todo. Son los mejores compañeros que podría tener. A veces hacemos misiones de robo y espionaje juntos.

Disparo disparo disparo disparo disparo disparo… ….. … silencio….

– Torretas recargando baterías. Tengo que irme.

Es Victoria la que cuelga rápidamente tras murmurar: “Llámame luego”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s