Un rescate rutinario

Sistema Puturrú de Fua (nombre ficticio)

Medianoche aparece con un fogonazo junto a la megaship destruida. Las naves que la rondan, cual buitres, se vuelven hacia ella. Una Anaconda y su escolta de eagles. Piratas.

“Escaner detectado”, canta Shirka.

Maya Fey lo ignora. Selecciona la cápsula de escape más cercana de la lista de contactos y corre hacia ella. Hay otra más y está lo suficientemente cerca.

Mensaje directo de la Anaconda: “Tienes quince segundos para darme ese cargamento, comandante”.

Maya dirige una rápida mirada al mensaje, y solo se queda con el número.

 Tiempo de sobra para recoger ambas cápsulas – murmura mientras activa los drones recolectores.

“Programando dron recolector”, canta la IA al lanzarlo al exterior.

Medianoche adelanta a su propio dron y se sitúa para facilitarle la recogida. Maya abre escotilla de carga.

“Cargamento a bordo”, canta la IA pocos segundos después. Maya selecciona la segunda cápsula de escape y lanza el segundo dron.

“Se le ha acabado el tiempo, comandante”, mensaje directo del líder de los piratas a bordo de la Anaconda. Medianoche está en el ángulo de tiro de la Anaconda pero no puede moverse todavía, o perderá la cápsula de escape. Maya dirige una mirada hacia el radar y apremia a su dron recolector.

– Vamos, pequeño, vamos, vamos…

Una alarma de ataque suena en la nave.

“Atención, drones incursores lanzados contra nosotros”, canta la IA

Maya los localiza en el radar, hace girar a Medianoche, dándoles el lomo, donde lleva sus dos puntos de defensa y mantiene un ojo en el radar, mirando a las dos Eagles situarse para asaltarla.

– Vamos, vamos… solo tenemos dos segundos.

“Pod de escape a bordo”, canta la IA.

Dos explosiones en el exterior le indican a Maya que sus sistemas de defensa han funcionado y los drones de asalto enemigos son chatarra espacial, ahora. Varias sacudidas contra sus escudos le indican que Eagles y Anaconda han abierto fuego contra ella.

 Cerrando escotilla, impulsores… Vamos, Maya, mete la megaship de por medio.

Medianoche es mucho más ágil que la Anaconda, e infinitamente más rápida. La Clipper negra rota alrededor de la enorme estructura y, en un segundo, el tonelaje de la Megaship le sirve de cobertura contra los cañones tipo 4 de la Anaconda. Y en tres segundos más, sus thrusters la han situado a suficiente distancia como para que los disparos ya no sean un problema.

“Motor de distorsión cargando”, canta la IA.

 

(Bueno, esto es un rescate típico de la comandante Maya Fey. El otro día, leyendo a los comandantes expertos en el foro de élite, me encontré con varios presumiendo de la cantidad de rescates que hacen y del truco que usan… que consiste en salir de la señal si hay peligro y volver a entrar hasta que les sale la instancia limpia de enemigos.
¬_¬ ¿En serio?

Disculpad, pero yo soy una nave de RESCATE. Entro en sitios peligrosos y me la juego para rescatar gente. No soy un simple taxi.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s