Criaturas horrendas

Sistema Tal (nombre ficticio)
A tomar por thruster del bar más próximo.

Una no tan novata piloto sobrevuela una luna en concreto para dar con unas coordenadas concretas. Concretamente es para echar un vistazo a la enésima base alien encontrada por los exploradores de Canonn. Y su plan para no encontrarse con naves humanas agresivas es infalible: ha escogido la última localización de la lista.

– jejeje. Será el último lugar que vendrán a revisar y voy a poder cotillear el sitio sin pelearme con nadie ni que me persigan. ¡¡Pero qué astuta soy!! Vale… Ahí está la estructura.

El lugar parece tranquilo… Pero a las puertas de la estructura alien hay algo que no había visto nunca y la comandante Fey frena en seco.

– Cielos, ¿qué es esa cosa?

Una especie de… cosa oxidada y cubierta de púas esta posada en mitad de la estructura y parece custodiarla. Tiene un aspecto totalmente agresivo y malrollero y el mismo color que las cosas semiorgánicas alien que la rodean. Instintivamente, Maya activa el silent run.

– Oh, cielos, cielos, cielos… ¿Es eso una nave Thargoide? Tranquila, Maya, no histerices. Escanéala discretamente y huye… Escaneando, vamos, vamos, vamos…

El pitido de confirmación de escaneo suena y Maya da media vuelta a su nave y empieza a huir mientras echa un rápido vistazo a la información que ha podido recoger su escáner…

– Vaya, el modelo es conocido, es una… ¿Python?

Maya Fey frena en mitad del aire y revisa los datos. Sí, una Python, de hecho hasta tiene nombre: Alcaudón.

– ¿Esa cosa oxidada y llena de puas es una Python? ¿En serio eso es un modelo diseñado por un humano? A ver si es una nave estrellada, porque no tenía un aspecto muy sano, la verdad…

En ese momento el panel de comunicaciones despliega un mensaje. Con la práctica que hace cientos de huidas, la comandante Fey activa los thrusters para salirse de su alcance y lee con un ojo la amenaza de rigor previa al inminente ataque mientras el otro ojo lo mantiene en el radar. A eso se lo llama estrabismo adquirido.

“o7”

– …. ¿cómo?

“Saludos comandante. ¿Qué la trae por aquí?”

– ¿¿El tipo que pilota esa cosa creepy me ha saludado amistosamente?? ¿En serio?

(Pues sí, niños. Tras haber sido interdictada, humillada, apalizada y maltratada por decenas de Gutamayas (las naves más pijas y bonitas del juego), Lakons y Faulcons (las más prácticas)… El bicho más horrendo con el que me he cruzado volando, resulta que es amistoso. Aquí una foto de la criatura, cortesía del Comandante Rasczaak, su piloto.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s